Toda empresa de fletes que sea profesional debe contar con un equipo o plan de logística que les permite realizar sus tareas de manera ordena, correcta y puntual, evitando así retrasos por malos cálculos en los procesos de:

  • Empaque
  • Traslado
  • Maniobra
  • Carga y descarga
  • Entre otros temas

Cada uno de los procesos antes mencionados tiene sus propias características y dificultades dependiendo de la mercancía. Por ejemplo, el flete puede ser de maquinaria pesada, automóviles, camionetas o grúas, áreas donde somos especialistas en TRABOL.

El trabajo para enviar todas estas unidades conlleva conocer el peso de la unidad, el punto de partida, el destino, las posibles rutas, el estado del objeto, dimensiones, etc. Partiendo de esto, el conductor puede establecer la velocidad promedio de circulación y un tiempo estimado de llegada, hecho de definiría la hora de salida.

En el caso de la mudanza de una casa, estamos hablando de la cantidad de cosas por guardar, clasificarlas, acomodarlas, subirlas, etiquetarlas, conoce el espacio para maniobras objetos grandes como sillones, muebles, pianos, etc.

Hacer todo esto se llama “practicidad” y es una característica que pocas empresas mexicanas llevan a cabo. Por eso elige TRABOL
y te la seguridad que tu flete
estará en manos de profesional.